Si su hijo tiene los ganglios linfáticos inflamados

Contorno de un niño que muestra los ganglios linfáticos delante y detrás de la oreja, en los laterales y parte trasera del cuello, debajo del mentón, en las axilas y en la entrepierna.
Lymph nodes are located throughout the body. Some lymph nodes can be felt from outside the body (shaded areas).

Los ganglios linfáticos ayudan al sistema inmunitario a combatir infecciones. Estos ganglios están por todo el cuerpo. Los ganglios linfáticos pueden inflamarse a causa de enfermedades o infecciones. A veces también se hinchan por motivos desconocidos. En la mayoría de los casos la inflamación de los ganglios linfáticos no constituye un problema grave. Generalmente vuelven a su tamaño original sin tratamiento o una vez que ha desaparecido la enfermedad o la infección. 

¿Cuáles son las causas de los ganglios linfáticos inflamados?

Los ganglios linfáticos se pueden inflamar por las siguientes razones:

  • Enfermedades comunes, como el resfriado o una infección del oído

  • Infecciones bacterianas, como la infección de garganta por estreptococos

  • Infecciones virales, como la mononucleosis

  • Ciertas enfermedades poco comunes que afectan el sistema inmunitario

  • En ocasiones poco frecuentes, cáncer

¿Cómo se diagnostica la causa de la inflamación de los ganglios linfáticos?

  • El proveedor de atención médica le pregunta sobre los síntomas y la historia clínica de su hijo.

  • El proveedor le hace un chequeo a su hijo. Revisa los ganglios del cuello, detrás de los oídos, debajo de los brazos y en la entrepierna. En muchos casos, estos ganglios pueden palparse desde el exterior del cuerpo cuando están inflamados. Si el proveedor considera que su hijo puede tener una infección, es posible que le hagan más pruebas.

¿Cuál es el tratamiento para la inflamación de los ganglios linfáticos?

  • El tratamiento de la inflamación de los ganglios linfáticos depende de la causa del problema. En la mayoría de los casos, no se necesita tratamiento.

  • Si hay una infección, el proveedor de atención médica puede recetar un medicamento. El niño debe tomar todo el medicamento recetado, aun cuando se sienta mejor.

  • Si los ganglios linfáticos duelen o están sensibles al tacto, puede hacer lo siguiente en casa para aliviar los síntomas de su hijo: 

    • Adminístrele medicamentos de venta sin receta como ibuprofeno o paracetamol para tratar el dolor y la fiebre. No le dé ibuprofeno a un bebé de 6 meses o menos. No le dé aspirina (ni medicamentos que contengan aspirina) a un niño menor de 19 años, a menos que se lo indique el proveedor del niño. Tomar aspirina puede hacer que el niño corra riesgo de padecer síndrome de Reye. Este es un trastorno poco frecuente, pero muy grave, que normalmente afecta el cerebro y el hígado.

    • Coloque un paño húmedo y caliente (una compresa) sobre los ganglios linfáticos que duelan.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación).

  • Su hijo presenta una convulsión provocada por la fiebre.

  • Ganglios linfáticos inflamados o con dolor. 

  • Ganglios linfáticos que siguen aumentando de tamaño o que persisten por más de 2 semanas.

  • Un ganglio linfático grande que es muy duro o que parece no moverse al tocarlo con los dedos.

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Existen distintos tipos de termómetros digitales. Estos incluyen uno para la boca, el oído, la frente (temporal), el recto o la axila. La temperatura tomada en el oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura por boca hasta que su hijo tenga, por lo menos, 4 años de edad.

Use el termómetro rectal con cuidado, ya que puede perforar el recto accidentalmente y transmitir microbios de las heces. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, use uno de otro tipo. Cuando hable con el proveedor de atención médica de su hijo, infórmele qué tipo usó para tomar la temperatura del niño.

A continuación, hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes.

Bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100,4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37,2 °C) o más alta

Niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38,9 °C) o más alta

  • En la axila: 101 °F (38,3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o más

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.